CONDUCTAS TÍPICAS DEL ACOSADOR LABORAL

Entre las prácticas habituales que realiza el acosador, están:


Constantemente realiza comentarios maliciosos sobre la víctima 



Obliga a trabajar a la víctima con la persona que se “quedará con su puesto” 


Control y vigilancia exhaustiva de la víctima 

Denigrarle ante los jefes 

Rechazar siempre las propuestas del acosado 

No responderle ante preguntas verbales o escritas 

Sus compañeros le evitan 

Hacerle responsable de los errores ajenos 

Provocarle con frecuencia 



Por otro lado Leymann agrupa las actividades de acoso en cinco tipos:

Actividades para reducir las posibilidades de la víctima para comunicarse adecuadamente con otros:


  • se le interrumpe cuando habla
  • se hacen críticas a su vida privada
  • se le amenaza verbalmente o por escrito
  • se ignora su presencia 

Actividades de acoso con el fin de evitar que la víctima pueda mantener contactos sociales:


  • se le aísla de sus compañeros 
  • se prohíbe a los compañeros hablar con la víctima 
Actividades de acoso que desacrediten y denigren su reputación personal o laboral:


  • se le ridiculiza 
  • se le intenta someter a un examen o diagnóstico psiquiátrico 
  • se le ponen motes y se la imita 
  • su vida privada es motivo de burla 

Actividades de acoso dirigidas a reducir la ocupación de la víctima y su empleabilidad:


  • no se le asigna ningún trabajo 
  • se le asignan trabajos humillantes o demasiado difíciles 
  • se le obliga a realizar tareas inútiles y/o absurdas 
Actividades de acoso que afectan a la salud física o psíquica de la víctima:


  • se producen agresiones físicas, en ocasiones graves 
  • se producen amenazas físicas 
  • se ocasionan intencionadamente gastos para perjudicarla 
  • se ocasionan destrozos en el puesto de trabajo o en el domicilio 
  • pueden darse agresiones sexuales

No hay comentarios:

Publicar un comentario